FOMENTO PIDE A LA UE MÁS FLEXIBILIDAD PARA EL RETORNO DEL TRANSPORTE INTERNACIONAL

El director general de Transporte Terrestre, Joaquín del Moral, intervino en la Conferencia del transporte por carretera 2016, que este año tenía entre sus temas centrales la regulación del mercado interior y los aspectos sociales de este sector, para pedir que se flexibilice la normativa que regula los tiempos de conducción y descanso de manera que los conductores de internacional puedan hacer los descansos semanales normas de 45 horas en sus domicilios.

 Joaquín del Moral expuso en esta jornada la necesidad de que se establezca una excepción en el Reglamento 561 sobre los tiempos de conducción y descanso, que facilite la vuelta a casa de los conductores que hacen internacional. En este sentido hizo dos propuestas: o que se puedan alargar las seis jornadas de 24 horas que como máximo puede realizar un conductor sin realizar un descanso semanal (esto ya se permite en determinados casos en el transporte de viajeros); o que se puedan hacer dos descansos semanales reducidos de 24 horas consecutivos, como se permite en el AETR (Acuerdo europeo sobre el trabajo de las tripulaciones de los vehículos con matrículas de países no de la UE que efectúen transportesinternacionales por carretera dentro de la UE).

Aseguró a continuación que con estas medidas, que dijo que cuentan con el apoyo de los sindicatos, no se pretende que los conductores trabajen más tiempo, ya que éstos tendrían que compensar la falta de descanso más adelante, el objetivo es que puedan descansar en sus casas, con su familia.

Otra petición que hizo el Director General de Transporte Terrestre en relación con el Reglamento 561 es que desde esta norma se diga claramente si se puede hacer la pausa en la cabina en la conducción en equipo y si se puede dormir o no en el camión en un descanso semanal normal (45 horas). Una clara alusión a dos medidas que unilateralmente ha tomado Francia. Y no dejó pasar por alto el detalle de que en el caso de la pausa en la conducción en quipo lo haya hecho sin avisar, sancionando directamente a las empresas. Cuando, además, existe una nota guía de la Comisión Europea en la que permite esta forma de hacer la pausa.
También hizo alusión a la necesidad de que se tomen medidas para evitar el desarrollo de las “letterbox companies”, las empresas que se establecen de forma ficticia en países con unos costes laborales y fiscales más bajos.

En este sentido dijo que la cuestión no es salarios mínimos sí, o salarios mínimos no; lo que dijo es que hay que mejorar las condiciones sociales de los conductores, pero con un procedimiento común en toda la Unión Europea, para que las medidas unilaterales que están tomando algunos países no supongan una carga burocrática para las empresas. Por otra parte, expuso la postura contraria de la administración española a ampliar el cabotaje; en su lugar, pidió que se regule mejor el control del mismo.

Representantes de las empresas

Además del Director General de Transporte Terrestre, también intervinieron en esta jornada el director general de Astic, Ramón Valdivia, y José María Quijano, director gerente de Relaciones con la UE de la CETM. El primero también se refirió a la necesidad de revisar el Reglamento 561 para mejorar las condiciones de trabajo de los conductores de internacional y recordó que junto con otras asociaciones de transportistas europeas habían entregado un documento con medidas para flexibilizar los tiempos de conducción y descanso. José María Quijano, por su parte, animó a la Comisión a que deje sin efecto las medidas adoptadas individualmente por varios países que afectan al transporte internacional, mientras se llega a una posición común.

fuente: CamionActualidad